Papel de la familia en el proceso educativo del alumno

“La educación empieza en casa”. Es un refrán popular muy sabio y acertado. El papel de la familia en el proceso educativo del alumno juega un papel determinante en el éxito o fracaso que este pueda llegar a tener.

La familia es un pilar indispensable en la educación de los niños y jóvenes; o como reza un proverbio africano: “para educar a un niño, hace falta una tribu entera”. Asimismo, la educación emocional en el aula juega un papel predominante.

Triada perfecta

Para que el proceso educativo cumpla sus objetivos y el estudiante logre lo planteado, debe existir esa comunión perfecta entre familia, escuela y sociedad.

Es necesario tomar conciencia que es en la familia donde el niño inicia la socialización, aprendiendo hábitos y costumbres, propios de la cultura de su hogar. Iniciando los primeros vínculos emocionales y recibiendo los primeros aprendizajes sociales básicos.

Papel del maestro

Hay un concepto errado de que el docente es el responsable de que el estudiante haga la tarea, que estudie e incluso, le llegan a considerar como una guardería perfecta.

Esto no puede seguir ocurriendo por que el profesional de la docencia siempre va a ser un facilitador, el canal o medio para que el estudiante reciba las orientaciones que requiera, pero los valores como la responsabilidad vienen de casa y es responsabilidad de los padres afianzar y hacerse partícipe activo en la educación de sus hijos.

Parafraseando al filósofo, ensayista y pedagogo, José Antonio Marina: es imposible que los padres y los maestros logren, por separado proteger a los chicos de las influencias externas; tanto de un entorno, como del otro; es tal cual, como la sociedad, no puede educar a sus habitantes sin apoyarse en los padres y la educación.

Leave a Reply