Cómo evaluar a los alumnos en la actualidad

En los últimos años se ha cuestionado sobre los objetivos medibles de la educación. La educación se mide mediante un proceso de evaluación. Éste es el instrumento para acumular, reunir y recopilar la información requerida por el docente para saber si el estudiante cumplió con los objetivos planteados según el programa escolar que el sistema educativo tenga implementado. Por tanto, es frecuente que surjan interrogantes entorno a ello.

¿Qué cosas se toman en cuenta para evaluar los conocimientos?

Incorporación del conocimiento y evaluación numérica

Los niños o estudiantes deben ser capaces de decodificar y apropiarse de los conocimientos adquiridos, involucrando la utilización apropiada de todos los conocimientos. Generalmente ocurre que el docente, en términos generales, le otorga mas peso al resultado de una evaluación que al resto de competencias o habilidades que pueden ser evidentemente visibles en un estudiante.

Objetivos medibles

Se puede dividir en:

Objetivos Generales

Son competencias que los estudiantes deben desarrollar o aprender en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Objetivos Específicos

Se desprenden del objetivo general. Estos son pequeños procesos para lograr el objetivo general.

Por lo general, se organizan en que se espera del sujeto, que método para evaluar se utilizará; así como cuanto se espera del estudiante.

Formulación de objetivos específicos

Los objetivos de todo aprendizaje deben ser definidos de manera precisa, puesto que son clave en el éxito del proceso. Para ello, se deberá considerar específicamente la capacidad de cada estudiante. Es importante reconocer cuanto puede un niño llegar a aprender y cuánto no. Para ello debemos tener en cuenta ayuda especializada puesto que, en ciertos casos, los niños pueden necesitar otro tipo de aprendizaje, basado en otras teorías educativas a las empleadas por el docente o bien podría requerir de soportes o herramientas digitales como softwares didácticos.

Leave a Reply